miércoles, 26 de junio de 2013

Nuevo consultorio en Paraná: Consultorio Artigas- Calle Artigas 1544 4346530- 156113834- 154664175

No contesto msj de texto... sólo llamadas!!!

miércoles, 5 de septiembre de 2012

TRASTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADA (TAG)

TRASTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADA (TAG) BASES BIOLÓGICAS DE LA ANSIEDAD La estimulación del sistema nervioso autónomo causa diversos síntomas: Cardiovasculares: taquicardia, hipertensión Gastrointestinales: cólicos, diarrea Respiratorios: taquipnea (respiración acelerada) Generales: cefaleas, sudoración, contracturas musculares, inquietud, insomnio, ansiedad Sexuales: disfunción eréctil, eyaculación rápida Estos síntomas son producidos por una excesiva actividad adrenérgica. Un hecho a destacar es que los cuadros de estrés crónicos suelen dar aumentos de la prolactina y cortisol. Es un hecho observable en la clínica sexológica que la suba de la prolactina es una de las causas de la inhibición o disminución del deseo. La asociación de terapias breves, que centran su foco en las dificultades sexuales, en acción conjunta con medicaciones y suplementos específicos permiten la resolución de las disfunciones sexuales, mejorando la calidad de vida, levantando la autoestima y dando mayor placer a la vida. DEFINICIÓN La ansiedad es un mal de nuestro tiempo, plagado de incertidumbres, de inestabilidad, de sensaciones de desprotección. Un monto de ansiedad manejable es inherente al ser humano y puede ser incluso canalizado hacia actividades creativas o productivas. Otra cosa es cuando la ansiedad invade todo el yo, paralizando al sujeto, cargando de preocupaciones y aprensiones cada momento de su vida, que se vuelve intolerable e inquietante, tornándose esta ansiedad algo crónico y permanente. El Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG) ha sido recientemente identificado como una enfermedad psiquiátrica. Los pacientes sufren esta patología desde la infancia hasta la adultez. Es diagnosticado más frecuentemente en mujeres que en varones (60% vs. 55%). Es más frecuente que el desorden de pánico, la fobia simple, la esquizofrenia o el trastorno bipolar. Se piensa que en el TAG existe una reducción en la sensibilidad a los receptores adrenérgicos. También se desarrolla una excesiva actividad serotoninérgica en áreas cerebrales como el rafe, el hipotálamo, los ganglios basales y el sistema límbico. Posee una comorbilidad (asociación de enfermedades) importante con los trastornos del humor y con otros cuadros de ansiedad tales como el trastorno por estrés post-traumático, el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), el ataque de pánico o la fobia social. Entre 25 y el 30% de los pacientes con TAG tienen depresión. A su vez, entre el 20 y 30% de los pacientes con depresión cumplen los criterios diagnósticos de TAG. Está íntimamente relacionado con el abuso del alcohol. El TAG es un trastorno crónico, donde la severidad de los síntomas fluctúa a lo largo del tiempo. Sin tratamiento específico, es poco probable, que los síntomas remitan en forma espontánea. El 66% de los pacientes con diagnóstico de TAG no reciben tratamiento alguno. ALGUNAS CARACTERÍSTICAS DE ESTE CUADRO 1. Excesiva ansiedad o preocupaciones o aprensiones que ocurren a lo largo de varios días, durantes por lo menos 6 meses, en muchos eventos o actividades (como ser en el trabajo, en el colegio o en la universidad, en las relaciones personales y sexuales) 2. La persona encuentra difícil controlar estas preocupaciones o la ansiedad 3. La ansiedad está asociada con tres o más (salvo en los niños que sólo basta con uno solo) de los siguientes síntomas: Sentirse inquieto o tenso emocionalmente Fatigarse o cansarse con facilidad Dificultad de concentrarse Bloquearse mentalmente Irritabilidad Tensión muscular Trastornos del sueño (dificultad de conciliar el sueño o despertarse varias veces en la noche y no retomarlo, sentir a la mañana como “que no descansó” 4. La ansiedad o preocupaciones o los síntomas físicos causan malestar marcado y detrimento social, ocupacional, sexual, o en otras áreas 5. Estos problemas no deben ser provocados por efectos de adicciones a sustancias (p.ej.: a cocaína o anfetaminas) ni al uso de medicaciones ni a otras condiciones médicas (hipertirodismo) ni ser consecuencia de un problema psicótico ni del humor (depresión mayor, enfermedad bipolar) Texto extraído de "www.sexovida.com" Dr. Adrián Sapetti.

miércoles, 11 de julio de 2012

Aura Lencería

Visistanos en Moreno 2432 Esperanza - Santa Fe Tel. 03496 - 15460969 - 427341 Da riendas sueltas a tus fantasías y a las suyas..-

viernes, 16 de marzo de 2012

Sexo: ¿A qué jugamos los adultos?

Los juguetes eróticos ayudan a enriquecer la vida sexual de los adultos y a variar la rutina para conectarse con el placer. Cómo y por qué dejar de lado los mitos y animarse a disfrutar más. La importancia de recuperar el costadito lúdico que tenemos todos, y que nos ayuda a relajar. El mundo del juguete erótico va más allá del mero “juego” para involucrarse en la salud sexual de las personas. Además de aportar sensaciones placenteras, los juguetes para adultos tienen aplicaciones concretas para la salud física y mental. Hombres y mujeres deberían tener más conocimiento acerca de su cuerpo, de su propia respuesta sexual y de la infinita capacidad de conexión con el placer que todos tenemos a nuestro alcance. Cuando se escucha hablar de juguetes eróticos, las versiones son confusas. Hay algunas objeciones morales, cierta degradación con bromas de mal gusto o se consideran elementos artificiales a la hora de hacer el amor. Otras veces, se vinculan a la perversión y al vicio, lo que puede generar vergüenza o culpabilidad a aquellos que los usen. ¿A que llamamos juguete erótico? Es un complemento que ayuda a que la vida sexual de personas adultas (no se recomienda en adolescentes) se vea enriquecida en creatividad y diversión y que no se instalen patrones de conducta rutinarios. Se trata de poder disfrutar del juego sexual, en el cual, además de pasar un buen momento, las personas se conecten con el placer. Aprender a utilizar complementos eróticos ofrece al encuentro sexual un aire atractivo y es un medio excelente para intensificar y reavivar la fantasía -motor central del erotismo-. Hombres y mujeres tenemos derecho a experimentar y buscar placer en el cuerpo, estemos o no en pareja e independientemente de la edad. En algunos casos, los terapeutas sexuales solemos recomendar estos complementos para mejorar el conocimiento y el rendimiento de la respuesta sexual. Por ejemplo, para aprender a conocer la dinámica del piso pélvico, tomar conciencia de esta parte del cuerpo y mejorar la respuesta psicosexual. La tonificación de los músculos del periné o piso pélvico no solamente previene la incontinencia de orina y el prolapso, sino que también mejora la recuperación postparto y optimiza la respuesta orgásmica femenina. Para esto, se utilizan las Bolas Chinas o bolas de Ben Wa, es decir, dos bolas unidas por un cordel en cuyo interior llevan otra bolita. Éstas se colocan dentro de la vagina y, al andar o moverse, producen una ligera vibración que estimula la musculatura que rodea la vagina. En los hombres, descubrir el juego de los músculos de su piso pélvico ayudará a conectarse con la tensión y relajación de los mismos y a anticiparse al punto de no retorno (momento previo a la inevitabilidad eyaculatoria), que habitualmente se asocia al orgasmo. En muchos casos, los problemas sexuales se deben al desconocimiento de los mecanismos fisiológicos de la respuesta sexual y de la anatomía de los genitales. Esto se da sobre todo en las mujeres, en las que los mitos y prejuicios acerca del orgasmo (desde qué es, hasta cuántos y dónde son los normales) limitan la posibilidad de expresión de los recursos favorables que cada persona posee. De allí la importancia de la sexo-educación que podamos brindar los profesionales de la salud desde la más tierna infancia. Cuando uno habla de juguete erótico, lo primero que viene a la mente es el vibrador. Pero es importante aclarar que existe una variedad importante de elementos complementarios para despertar los ratones. Además, los diseños modernos de vibradores y otros chiches son lo suficientemente delicados y estéticamente agradables como para ser llevados en la cartera de cualquier dama. Las mujeres necesitamos dos ingredientes infaltables: intimidad y fantasía erótica. Biológica y antropológicamente somos multisensoriales, por lo tanto, estimular los sentidos con aceites para masaje corporal, lubricantes con sabores intensos -como el chocolate o la fresa-, o la tibieza de una vela aromática pondrán en marcha los receptores táctiles de un órgano tan extenso como la piel. El espejo también puede ser un complemento visual muy importante, sobre todo para el varón, que biológica y antropológicamente es más visual que multisensorial. Ni hablar del efecto en ellos de una buena lencería o de un simple portaligas. Aprender a usar un masajeador para autosatisfacción o juego con la pareja puede resultar muy divertido y placentero a la vez. Es importante que sea consensuado entre ambos y que, a la hora de elegir, se consulte con un experto. En Argentina -a diferencia de Europa-, los sex shops no cuentan con asesoramiento profesional, pero se puede consultar con un ginecólogo/a o sexólogo/a de confianza. Fuente: nota de la pag entremujeres, por Sandra Magirena, médica ginecóloga, homeopata unicista, terapeuta EMDR.

lunes, 2 de enero de 2012

Nuevo consultorio...

Consultorio en Esperanza!!! Moreno 1236 Consultorios Emmi   Tel: 429097 
Consultorio en Humboldt!!  Centro Médico Humboldt   Dr. Aldo Bustos 2076 - Tel: 03496-480646

IAPOS - REINTEGROS OTRAS OBRAS SOC. 


domingo, 23 de enero de 2011

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LAS DISFUNCIONES SEXUALES?

Las causas pueden ser físicas o psicológicas.
En toda terapia sexual se deben evaluar siempre los factores orgánicos como primera medida, ya que el primer requisito para que se obtenga una respuesta sexual satisfactoria consiste en que los órganos sexuales se hallen en buen estado.
Hay disfunciones que pueden ser causadas por algunas enfermedades médicas (ya sea neurológicas, vasculares, endocrinas, psiquiátricas, etc.), o pueden ser consecuencia del tabaquismo, alcoholismo, ingesta de psicofármacos, drogadicción.
También hay estados psicofisiológicos como la depresión, el estrés y la fatiga que pueden dañar de una manera profunda la sexualidad.
En cuanto a las causas psicológicas, podemos encontrar causas remotas y profundas y causas inmediatas.
Las causas inmediatas de la disfunción sexual surgen de un medio ambiente antierótico creado por la pareja y que destruye la sexualidad de uno de los miembros o de ambos.
Entre ellas se encuentran la ansiedad y los mecanismos de defensas contra los sentimientos sexuales, estos pueden producir la incapacidad de abandonarse a una experiencia erótica y provocar así una disfunción sexual.
Entre las fuentes de ansiedad o de defensas se encuentran: la evitación el fracaso de la pareja a la hora de establecer una conducta sexual que sea excitante y estimulante para ambos, el temor al fracaso, que suele estar exacerbado por presiones a realizar el acto sexual, la tendencia a crear defensas intelectuales y sensoriales contra el placer erótico, el fracaso de la pareja para comunicarse abiertamente.
En cuanto a las causas remotas y profundas podemos encontrar experiencias sexuales traumáticas tempranas.

martes, 26 de octubre de 2010

La sexualidad en el embarazo

El tema de la sexualidad en el embarazo está rodeado de mitos, prejuicios, fantasías y miedos infundados debido a la ignorancia o poca información que se posee. Muchas de estas creencias alteran la vida de la pareja durante el embarazo, por eso es muy importante poder eliminar las mismas. Para esto es primordial conocer que el embarazo es una etapa de reacomodación de una nueva situación que genera sentimientos y actitudes que pueden producir tanto en la mujer como en el hombre, cambios psicológicos y físicos.
Numerosas veces las futuras mamás no son tomadas en cuenta como seres con necesidades sexuales y es por ello que muchos médicos no hablan de sexo con sus pacientes durante el embarazo si éstas no preguntan. No obstante, el sexo es una parte muy importante y sumamente natural en el embarazo.
En este artículo me voy a referir a la sexualidad en el embarazo planificado y en parejas armónicas, ya que merece otro apartado la sexualidad en embarazos accidentales, embarazos con fertilidad asistida o embarazos donde la pareja está en conflicto como así la sexualidad después del parto (en el puerperio).
La sexualidad forma parte de los cambios que se generan en el embarazo.
En el primer trimestre, el cansancio, las náuseas y los vómitos producidos por el desajuste metabólico, pueden disminuir el deseo sexual tanto de la mujer como del hombre. En este período la energía es puesta sobre sí misma, provocando conductas de aislamiento y retracción.
El aumento de la sensibilidad de las mamas hace que, un estímulo que antes resultaba placentero, ahora sea desagradable o al contrario, puede aumentar la excitación.
Algunas mujeres disfrutan del sexo enseguida que saben que están embarazadas, ya que pueden entregarse más libremente al no tener que ocuparse ni de cuidarse y de intentar embarazarse.
En el segundo trimestre cuando la mujer comienza a estabilizarse orgánica y anímicamente, el deseo recupera su frecuencia usual. Este trimestre es más confortable y relajado a nivel sexual, por lo que desaparecen muchos de los síntomas molestos del trimestre anterior y el temor a la pérdida del embarazo que pesa mucho al inicio de la gestación.
En los órganos genitales de la mujer, hay más irrigación a causa de la marcada vasocongestión mamaria y pelviana disparada por el embarazo, lo que puede producir sensaciones dolorosas o intensamente placenteras debido al estado de excitación fisiológica por el que atraviesa. Por estas razones los orgasmos son más fuertes y fáciles de lograr.
El cuello uterino se encuentra más vascularizado y predispuesto a sangrar por el coito.
Durante el orgasmo, el útero puede presentar contracciones por lo que puede provocar situaciones de desconcierto y temor de dañar al feto, por lo cual algunas parejas disminuyen su deseo.
Como la panza está tomando mucho espacio y el cuello del útero es más bajo y abierto, hay que modificar las posiciones de las relaciones sexuales.
La excitación comienza a disminuir progresivamente a medida que progresa el embarazo. Debido a la congestión de la vagina, la vulva y el clítoris, que aumenta en la mitad de este período, las sensaciones placenteras disminuyen.
A causa de los cambios corporales, la mujer se puede sentir menos o más deseable y puede disminuir su deseo sexual.
En el tercer trimestre muchas mujeres sienten que están perdiendo el control de su propio cuerpo, y se origina una actitud ambivalente entre la certeza de que el embarazo no corre riesgos, lo cual permite a la pareja desenvolverse con mayor naturalidad e incrementando su deseo y la cercanía del parto que, al aumentar la ansiedad puede disminuir el deseo sexual.
En cuanto al hombre, hay algunos que sienten rechazo por miedo a dañar el bebé o por considerar a los cambios como deformaciones y hay que otros que se erotizan con la imagen de su mujer embarazada. Otros hombres ven a su mujer más como madre que como amante lo que muchas veces hace que disminuya el deseo.
Para terminar, quiero destacar que cada mujer atraviesa el embarazo de una manera particular y distinta a las demás mujeres y cada embarazo cursa en una misma mujer de un modo diferente.

Es de suma importancia en este período la comunicación sexual en la pareja para poder eliminar temores, ponerse en el lugar del otro y poder superar limitaciones reales o imaginarias.